Jump to content

Ares121

Moderador
  • Mensajes

    385
  • Ingresó

  • Última visita

  • Días ganados

    46

Ares121 ganó por última vez el día 27 Septiembre

¡Ares121 tenía el contenido más querido!

Acerca de Ares121

Visitantes recientes al perfil

2.193 visitas al perfil

Logros de Ares121

Novato

Novato (1/14)

  • Muy Popular Raro
  • Ya Ha Pasado Una Semana
  • Un Mes Después
  • Un Año Aquí

Insignias recientes

122

Reputación

  1. Ares121

    TORMENTA SOBRE EU

    Misión de prueba de rendimiento Discord 22:00
  2. Debriefing grupo Lanza Despegamos de Anapa, pero Asger reporta daños en el motor, realizando un aterrizaje forzoso. Tras arrumbar a 090, Catfly divisa contactos sobre Novorossiysk. Al llegar a su vertical, realizamos ataque sobre los tangos acosando al vuelo Martillo. Coordinadamente realizamos pasadas sobre lo que parece ser un Lagg, hasta que finalmente cae al agua. Retomando el rumbo original, de nuevo Catfly reporta contactos sobre la vertical de Gelendzhik y a mayor altitud, trepamos a plena potencia y el fragor del combate nos separa, logro derribar un P39 y accidentalmente confundo un 109 del vuelo Espada con otro P39, lanzándole varias ráfagas fatalmente mortales. Pienso en la carta que escribiré a su familia y en las explicaciones a la Gestapo tras la vuelta. Catfly por su parte logra un par de derribos y cuando parecía que el cielo estaba despejado de bandidos, me llama pidiendo ayuda, reportando impactos de un bandido a sus 6. Tras comunicarme posición lo localizo realizando maniobras evasivas, y con una buena coordinación de ambos, logro impactos en el perseguidor con una ráfaga larga y poca deflexión. Inmediatamente después, recibo impactos de un bandido a mis 6 que resulta ser un 109 (Paspas) que me deja el motor seriamente tocado y decido hacer rtb, poniendo rumbo a Anapa. Aterrizamos sin novedad Catfly y servidor.
  3. El 26 de julio de 1944, el teniente Alfred "Bubi" Schreiber interceptó y atacó un De Havilland Mosquito PR XVI, un avión de fotoreconocimiento del Escuadrón N ° 544 de la Royal Air Force, mientras pilotaba un Messerschmitt Me 262A-1a. Schreiber hizo varias cosas que nunca antes se habían hecho. Una era establecer un serio desafío al Mosquito, el avión de combate británico bimotor, completamente de madera, que hasta ahora había navegado sobre el Reich a diario con casi total impunidad. Adolf Hitler calificó al Mosquito de "imprudente" y sacudió la cabeza con desprecio cuando agregó: "¡Y está hecho de madera!" El Führer consideraba personalmente al Mosquito como una espina clavada en su costado. Sus "armas maravillosas", esperaba, finalmente permitirían a sus pilotos contrarrestar la aeronave que consideraba una amenaza y una plaga. El Mosquito de madera fue en cierto modo el avión aliado más útil de la Segunda Guerra Mundial. Volaba rápido y alto, Hitler y Göring miraban hacia arriba y no pudían hacer nada al respecto. Básicamente, se encontraban indefensos hasta que pudiesen poner un arma maravillosa para enfrentarse al avión que los británicos llamaban la "maravilla de madera". Cuando De Havilland propuso al Mosquito, a nadie le interesó. Un bombardero bimotor para dos hombres sin armamento defensivo era un ideal que algunos oficiales de la RAF calificaron de ridículo. Pero el Mosquito era rápido y ágil y se desempeñó bien en un ataque a la sede de la Gestapo en Oslo, que fue frustrado por bombas fallidas. Los ataques aéreos de alta velocidad y precisión se convirtieron en el valor comercial del Mosquito, que también se adaptó rápidamente a otras misiones. Un Mosquito típico era propulsado en el aire por dos motores Rolls-Royce Merlin 21/21 o 23/23 V-12 refrigerados por líquido de 1.480 caballos de potencia, el mismo motor que eventualmente permitiría que el P-51 Mustang prevaleciera sobre la Luftwaffe. El Mosquito, de doble tripulación, tenía una envergadura de cincuenta y cuatro pies y dos pulgadas (casi trece pies más que el Me 262) y un peso máximo de despegue de 18,649 libras (en comparación con las 15,720 libras de un Me 262 típico). Cuando el Mosquito entró en producción en 1941, era uno de los aviones operativos más rápidos del mundo. Al entrar en servicio generalizado en 1942, el Mosquito operó por primera vez como un avión de reconocimiento fotográfico de alta velocidad y gran altitud, y continuó en este papel durante toda la guerra. Desde mediados de 1942 hasta mediados de 1943, los bombarderos mosquito se utilizaron en misiones de alta velocidad, media o baja altitud, atacando fábricas, ferrocarriles y otros objetivos precisos dentro de Alemania y la Europa ocupada por los alemanes. Desde finales de 1943, las unidades de bombarderos Mosquito se formaron en la Light Night Strike Force y se usaron como pioneros para las incursiones de bombarderos pesados del Royal Air Force Bomber Command. También se utilizaron como bombarderos molestos, a menudo arrojando "galletas" (bombas) de cuatro mil libras en incursiones a gran altitud y alta velocidad que los cazas nocturnos alemanes eran casi impotentes para interceptar. Casi cuatro docenas de versiones del Mosquito llevaron a cabo todos los deberes de la guerra, desde llevar espías detrás de las líneas hasta cartografiar el territorio enemigo. Los bombardeos de precisión de objetivos especiales —la prisión de Amiens, la sede de la Gestapo en La Haya, los sitios de lanzamiento de la “bomba de zumbido” V-1— persistieron durante toda la guerra. Cada vez, el Mosquito demostraba su habilidad única para atacar rápido, golpear fuerte y salir limpio. No es de extrañar que "Bubi" Schreiber considerara a su objetivo muy en serio cuando se fijó en un Mosquito y acometió el primer enfrentamiento aire-aire de la historia con un avión a reacción. El no sabía, al principio, que iba a tener el encuentro. Era un hermoso día para volar, y Schreiber, a quien le encantaba volar, estaba simplemente muy contento de estar en el aire. El autor James Neal Harvey escribió: "Era un día cálido y soleado, y no había informes de ningún ataque inminente por parte de los bombarderos americanos. Este sería un vuelo de entrenamiento de rutina, aunque los cuatro cañones Mk-108 del avión estaban completamente cargados. Schreiber estaba disfrutando pilotando el jet y estaba orgulloso de haber sido seleccionado para unirse a Ekdo 262 [su unidad jet]. Debido a que había registrado muchas horas en [Messerschmitt] Bf 110s, encontró la transición al nuevo [avión] relativamente fácil ". No sabía que venía un mosquito. El primer piloto aliado en luchar contra los aviones de Hitler, llegando sobre el Reich a una velocidad de combate de aproximadamente 430 millas por hora, fue el teniente de vuelo Albert E. "Bertie" Wall. Estaba a los mandos del Mosquito acercándose a Schreiber y tampoco podía saber del inminente encuentro. Wall y su navegante Albert Sinclair "Jock" Lobban tenían todas las razones para creer que llegarían a salvo a casa hoy. Mientras surcaba la campiña alemana, Schreiber tenía que estar feliz de haber despegado sin problemas, a pesar de la falta de confiabilidad de sus motores a reacción y la construcción débil de la rueda de morro del Me 262. Una vez lejos del patrón del aeródromo, donde podría ser vulnerable a los cazas estadounidenses merodeadores, Schreiber estaba a los mandos de lo que más tarde llamó "una super nave para volar", respondiendo suavemente a su mano en los controles y libre de par o vibración. En lugar del traqueteo de los pistones y la hélice, Schreiber solo podía detectar un leve susurro de sus motores. El clima decente era raro en el norte de Europa, y Schreiber iba a aprovechar al máximo lo que se pretendía como un breve vuelo de verificación. No es que nadie hiciera nunca un vuelo largo en el 262. Schreiber y sus compañeros pilotos estaban sujetos a una restricción que les obligaba a aterrizar después de cincuenta minutos, ya que el jet del “arma maravillosa” sólo volaba durante una hora en el aire. Schreiber vio al Mosquito, aumentó la potencia y se lanzó al ataque. Posiblemente, por primera vez en la historia, un Mosquito era atacado desde un avión más rápido que él. Wall aparentemente pensó al principio que iba a dejar atrás a su atacante, al igual que había dejado atrás a los Bf 109 y Fw 190 en el pasado. Empujó los aceleradores a máxima potencia, miró hacia atrás por encima del hombro y vio que el Me 262 de Schreiber lo pasaba y se detenía a la derecha por encima de él. Pero Wall creía que su avión era más maniobrable. Tenía razón: el Mosquito tenía una carga alar de cuarenta y ocho libras por pie cuadrado, mientras que la cifra para el Me 262 era de sesenta y cinco libras. En el momento en que Schreiber vio al Mosquito y alabeó para atacarlo, Lobban vio el avión alemán y gritó una advertencia por el intercomunicador. Justo cuando el pulgar enguantado de Schreiber apretó el gatillo de sus cuatro cañones MK-108, Wall hizo un giro brusco y cerrado a la izquierda, dentro del giro del Me 262. Los proyectiles del cañón rasgaron el aire. Tres veces, Schreiber repitió su maniobra, y cada vez Wall rompió y giró dentro del atacante. Schreiber creyó ver cómo sus balas impactaban al Mosquito. Vio caerse una pieza del avión. Sabía que tenía un derribo. En los registros alemanes, recibiría crédito por la primera victoria aire-aire de un caza a reacción. Cuando Wall y Lobban escucharon una explosión amortiguada, ellos también pensaron que habían sido golpeados y quizás mortalmente dañados. Wall ordenó a Lobban que abriera la escotilla de emergencia en preparación para el salto en paracaídas. Cuando lo hizo, Lobban se enteró de que la explosión había sido la escotilla exterior que se había desprendido debido a la intensidad de su maniobra. Ésa era la pieza que había visto Schreiber. Schreiber y sus compañeros pilotos más tarde miraron las imágenes de la cámara de su Me 262. Mostraba al Mosquito recibiendo impactos y una pieza del avión suelta mientras el Mosquito se desplomaba hacia abajo. Celebraron el derribo. No tenían forma de saber que Wall llevó al Mosquito sobre los Alpes austríacos y aterrizó en Fermo, Italia. Schreiber aparentemente tuvo más suerte unos días después cuando se enfrentó a un Spitfire y lo derribó.
×
×
  • Crear nuevo...